Gobierno de Aragón Diputación Provincial de Huesca Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

El cuerpo de San Úrbez

Huesca -  Alto Gállego -  Sabiñánigo -  Artosilla

Literatura oral - Etnotextos


Multimedia


Intérprete / Informante


Otín Otín, José. (01/01/1986)

Transcripción / comentario


 

Descripción del cuerpo de San Úrbez que era venerado en las rogativas de agua en el Santuario de Nocito y que fue quemado en la guerra civil.

Testimonio José Otín Otín, nacido en 1907 en Artosilla.

 

Que antes estaba en el arca y lo abrían cuando llegaban las tres llaves que eran las que había en Huesca, otra en Nocito y otra en Laguarta. Una vez que abrían las llaves, lo sacaban. Y lo pasaban para sacarlo a adorar. Y se adoraba en una rodilla. Y había un espejo, que aún decían que una señora una vez, le había dao un mueso y se iba llevao un poco de carne. Y para que no ocurriera eso le pusón un espejo. O sea, un cristal delante.

Y una vez que se adoraba lo volvían a recoger y lo cosían. Que estaba en una mortaja, y lo volvían a coser. Lo descosían desde la cara hasta el pecho. Se le veía el pelo completamente gris. Todo así replegao y la barba cerrada y con poco pelo caído de la cabeza.

[Pero lo sacaban solo en situaciones de…]

Cuando venían los romeros de Arbella, si no, no salía. Para estas veneraciones de aquí, no.

[O sea, cuando la veneración era muy grande que hacía falta mucha agua, ¿no?]

Sí. Cuando subían los de la comarca de Angüés. Y venían los romeros de Arbella. Y esos señores venían desde Arbella porque aquí tenían que decir una  misa, se reunían antes, decían una misa en Arbella y al otro día salían. Los pedían voluntarios, si querían. A comer a casa de Don José Laguarta, Villacampa. Dispués por a Aineto, a dormir al santuario. Les esperaba el prior, decía un responso y estaban toda la noche en el altar haciendo penitencia. Al otrol día llegaba todo el pueblo, general, a hacer las veneraciones y dispués ya se deshacía todo y ya se marchaban después. Y ya cada cual a su sitio. Y esos señores venían como con un ropón viejo y un palo con una cruz, andando. Y tenían que ir a doce pasos de distancia porque no los dejaban juntar. Y sin hablar palabra, decían.

Esa era la costumbre que tenían antonces.

Bibliografía


  • BALLARÍN, Óscar; González, Arturo. ... A pies descalzos: Los romeros de Albella y su camino en honor a San Úrbez. Zaragoza: Arialla, 2013.
  • ROMA RIU, Josefina. San Úrbez como tradición de la cosmovisión pirenáica. Congreso de Aragón de etnología y antropología (1º.1979.Tarazona). 1981 p. 223-226.
  • SATUÉ OLIVÁN, Enrique. Archivo Enrique Satué Oliván. Religiosidad popular del Pirineo aragonés.
  • SATUÉ OLIVÁN, Enrique. Religiosidad popular y romerías en el Pirineo [En línea]. Huesca: Instituto de Estudios Altoaragoneses, 1991.[Consulta: 24 de septiembre de 2019]. <http://www.dehuesca.es/~sipca/IMAGEN/documentos_web/BDPCA_07.pdf>.

Contacte con SIPCA


Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Para cualquier consulta o comunicación de incidencias puede ponerse en contacto con el equipo técnico del SIPCA enviando un correo electrónico a cipca@iea.es. También puede contactar a través del siguiente teléfono: 974 294 120
Si lo prefiere, déjenos un mensaje y nos pondremos en contacto con usted.
Acepto la política de privacidad