Gobierno de Aragón Diputación Provincial de Huesca Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Iglesia de San Pedro

Huesca -  La Jacetania -  Bailo -  Arbués


 Áreas de información


 Descargar localización
google tomtom

garmin navman

navigon via michelín

mio JML
 Compartir
  • Portada antes de la restauración. 1979
  • Alzado lateral. 1991
  • Planta. 1991

Descripción


Es una iglesia de tres naves, con cabecera recta y sacristía adosada a ella, más una torre y un pórtico, ambos cuadrangulares, añadidos a los pies. El edificio actual es producto de la profunda remodelación sufrida por una iglesia románica en un momento impreciso de la edad Moderna. Entonces fue reorientada, eliminándose el ábside original, en cuyo emplazamiento se ubica actualmente la torre. La actual cabecera se situó en la zona que correspondía a los pies del edificio original, y junto a ella se construyó una sacristía, que prolonga en planta una de las naves laterales.

Está realizada en sillería, cuyos módulos varían en las distintas partes del edificio, más algunos lienzos de mampostería en puntos donde los muros han sido rehechos. Cubre a dos aguas con fibrocemento, que sustituye a la losa original desde una restauración relativamente reciente.

En el exterior, aparte de algunos pequeños contrafuertes añadidos con posterioridad como refuerzo del costado sur, destaca especialmente la portada románica original, situada en ese mismo lado de la iglesia. Tras la construcción del pórtico y portada a los pies, esta puerta fue cegada, y permaneció así hasta fechas recientes.

Es un vano en arco de medio punto, con tres arquivoltas escalonadas que presentan la arista biselada (a diferencia de otras iglesias cercanas pertenecientes al círculo artístico de la catedral de Jaca, entre las que suele ser más habitual la terminación de las arquivoltas con una moldura a bocel); sobre la arquivolta superior, una moldura con decoración de triple fila de ajedrezado jaqués enmarca el conjunto. Las arquivoltas apean en una imposta muy erosionada, que tenía decoración de flores inscritas en círculos. Por debajo de la imposta, las arquivoltas interior y exterior descansan sobre jambas sin decoración, mientras que la central lo hace sobre columnas rematadas por interesantes capiteles decorados. El derecho presenta motivos vegetales, que recuerdan levemente a motivos corintios muy esquemáticos; en su parte inferior hay zarcillos que surgen de un tallo vertical (situado en la arista) y enmarcan flores de cinco pétalos. El capitel izquierdo muestra dos aves afrontadas, inclinadas sobre una flor, ante un fondo de volutas vegetales. Sobre el vano hay un tímpano, con un esquemático crismón realizado mediante incisión, flanqueado por dos palmetas.

Por último, en el exterior de la iglesia destaca el alero, que se conserva tanto en el costado sur como en el norte (en este caso, muy parcialmente). Es una pieza moldurada en bocel con decoración de perlas y rosetas, y está sostenida por canetes con relieves. En general se encuentran muy deteriorados por la erosión. Sin embargo, pueden distinguirse motivos animales y vegetales, así como alguna posible figura humana.

El acceso al edificio se realiza actualmente por la zona de los pies, donde hay un pórtico cuadrangular abierto al exterior por su parte frontal mediante un arco de medio punto. La puerta propiamente dicha es en arco de medio punto, con clave decorada y jambas rematadas por piezas a modo de capiteles.

 

Tras un tramo de acceso que corresponde al sotocoro, el interior del templo se organiza en tres naves separadas por arcadas de medio punto que apean en pilares; los dos primeros son de mayor tamaño y presentan las esquinas achaflanadas, de modo que adoptan una planta aparentemente cruciforme; los más cercanos a la actual cabecera son cuadrangulares. Las naves están cubiertas con bóvedas de cañón y divididas en tres tramos mediante arcos fajones de medio punto. También la cabecera, de menor altura que la nave central, se cubre mediante bóveda de cañón. A los pies del edificio se encuentra el coro alto, situado bajo el campanario; es un coro plano, sobre forjado de vigas y cerrado al frente por balaustrada de madera.

La sacristía, con un único acceso desde la cabecera, es una estancia rectangular que se cubre con bóveda de cañón cuyo eje es perpendicular al de la iglesia.

 

La torre, situada a los pies, sobre el coro, es de mampostería. Consta de un solo cuerpo, en cuya parte superior se abren los vanos para campanas. Hay uno en cada uno de los paramentos, en arcos de medio punto de dimensiones variables.



Estilísticamente algunos de los elementos románicos del edificio presentan paralelismos con otras iglesias de su entorno geográfico, vinculadas con el círculo artístico de la catedral de Jaca.

La estructura de la portada es similar a las de esta propia catedral, Santa María de Iguácel y San Adrián de Sásabe, difiriendo únicamente en el tratamiento de la arista de las arquivoltas. Según Gómez de Valenzuela, también los capiteles, por sus temas y tratamiento, presentan analogías con otros de la escuela jaquesa. El motivo de las aves afrontadas aparece en Loarre, Santa Isabel de Centenero, Binacua y Agüero, y el tratamiento del tema vegetal del capitel izquierdo tiene enorme similitud con los de las columnas exentas de la catedral de Jaca.

Todos estos factores permiten fechar la obra a principios del siglo XII, sin que resulten posibles mayores precisiones debido a la desaparición de gran parte de la construcción románica original.

Fuente


  • INCISA, . Estudio piloto para la protección y conservación del Patrimonio Etnográfico del Pirineo Aragonés Occidental. Inventario inédito, Diputación General de Aragón, 1993.
  • Inventario de Patrimonio Arquitectónico: Provincias de Huesca, Teruel y Zaragoza. Inventario inédito, Ministerio de Cultura, 1979.

Bibliografía


  • ACÍN FANLO, José Luis. Arte religioso del Obispado de Jaca: Arquitectura románica. Siglos X-XI, XII y XIII. Vol. 5. Zaragoza: Prames, 2009.
  • GÓMEZ DE VALENZUELA, Manuel. Estudios de románico aragonés: Arbués, Luzás y Barós. Seminario de Arte Aragonés. 1982 , nº 36, p. 5-16.
  • Románico en peligro en el tramo aragonés del Camino de Santiago (y II). La Estela. Diciembre 2002 , nº 9, p. 4-9.

Síntesis histórica


Se trata de un edificio románico que sufrió profundas modificaciones en la edad Moderna, las cuales incluyeron su reorientación.

El templo original parece haberse construido a principios del siglo XII, bajo la influencia de la catedral de Jaca, debido a los paralelismos que presenta con esta y otras iglesias de su entorno geográfico (Iguácel, Sásabe, etc.). El elemento mejor conservado del edificio románico es la portada.

Las reformas debieron de tener lugar en un momento indeterminado de la edad Moderna., posiblemente coincidiendo con el período barroco.

En 1895 se construyeron el pórtico y la portada de los pies, lo cual conllevó el cegado de la puerta original. Es posible que la torre que se alza también a los pies, sobre la antigua cabecera, date también de esta época.

A finales de la década de los noventa se realizó una restauración.

Datación e historia del bien


 CONSTRUCCIÓN
Edad Media-S. XII-Principios
ROMÁNICO
Sus características estilísticas permiten fechar la construcción de la iglesia en un momento poco posterior al de la catedral de Jaca. Las profundas reformas que ha sufrido el edificio han tenido como consecuencia que del edificio románico solo se conserven la portada del lado sur, el alero y los canetes, y algunos tramos de los paramentos.
 REFORMA
Desde Edad Moderna-S. XVII hasta Edad Moderna-S. XVIII
ARQUITECTURA POPULAR
La iglesia es reorientada, sufriendo grandes modificaciones que eliminan la mayor parte del edificio románico.
 AMPLIACIÓN
Edad Contemporánea-S. XIX-1895
ARQUITECTURA POPULAR
Se construye el pórtico y la nueva portada de los pies. Es posible que la actual torre date también de este momento.
 RESTAURACIÓN
Edad Contemporánea-S. XX-Final
Se lleva a cabo una restauración. Entre otras actuaciones, se sustituye la cubierta de losas por otra de fibrocemento y se abre la puerta románica original, que permanecía cegada.

Contacte con SIPCA


Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Para cualquier consulta o comunicación de incidencias puede ponerse en contacto con el equipo técnico del SIPCA enviando un correo electrónico a cipca@iea.es. También puede contactar a través del siguiente teléfono: 974 294 120
Si lo prefiere, déjenos un mensaje y nos pondremos en contacto con usted.
Acepto la política de privacidad