Gobierno de Aragón Diputación Provincial de Huesca Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Ermita de los Santos Juan y Pablo

Huesca -  Sobrarbe -  Tella-Sin -  Tella


 Áreas de información


 Ubicación:

Está integrada en la Ruta de las Ermitas de Tella, que dispone de un camino acondicionado y señalizado desde el propio núcleo.




 Descargar localización
google tomtom

garmin navman

navigon via michelín

mio JML
 Compartir
  • Vista general desde el sureste
  • Cabecera
  • Cabecera y lateral sur
  • Portada desde el sur
  • Interior. Cabecera
  • Pies
  • Cripta
  • Vista general

Descripción


Es una ermita prerrománica de pequeñas dimensiones, con una nave y cabecera ultrasemicircular, de herradura, orientada al este.

Está construido en sillarejo con abundante argamasa. Se han utilizado lajas de piedra para el abovedamiento de la nave.

La puerta de la ermita está en el lado sur, con arco de medio punto con dovelas de piedra toba.

Al interior, la nave está cubierta con bóveda de cañón, mientras que la cabecera, precedida por un corto presbiterio cubierto con bóveda de cañón apuntada, lo hace con bóveda de horno apuntada. Estas cubiertas no corresponden al edificio original del siglo XI, sino que son fruto de una reforma posterior, quizá del siglo XIII.

Bajo el ábside hay una cripta de planta semicircular, a la que se accede desde la parte derecha de la nave. Se cubre con bóveda de cañón bastante irregular y de tosca factura, con abundante argamasa. En el lado derecho hay excavado un nicho rectangular adintelado con una viga de madera. En el centro se abre un vano aspillerado abocinado con derrame simple con arco de medio punto monolítico.



El rasgo más singular de esta ermita es su ábside en forma de herradura, que solo comparte en el Pirineo aragonés con la ermita de San Aventín de Bonansa, posiblemente construida en fechas similares. Este rasgo sí puede encontrarse en algunas iglesias catalanas de la segunda mitad del siglo X, y su presencia en Bonansa y Tella quizá pueda deberse a su dependencia  del condado de Ribagorza, muy vinculado con los condados catalanes próximos.

Fuente


  • PUYOL IBORT, Marta et al. Inventario de patrimonio arquitectónico de Sobrarbe y Ribagorza. Inventario inédito, CEDESOR (Centro de Desarrollo de Sobrarbe y Ribagorza), 1999-2001.

Bibliografía


  • ESTEBAN LORENTE, Juan Francisco et al. El nacimiento del arte románico en Aragón: Arquitectura. Zaragoza: Caja de Ahorros de la Inmaculada, 1982.
  • Ermitas de Sobrarbe. Aínsa: Mancomunidad de Sobrarbe, 1998.
  • GARCÍA GUATAS, Manuel. (dir.). Inventario artístico de la provincia de Huesca: Partido judicial de Boltaña. Madrid: Ministerio de Cultura, 1992.
  • GARI LACRUZ, Angel. (coord.). Aragón mítico-legendario. Zaragoza: Caja de Ahorros de la Inmaculada, 2007.
  • IGLESIAS COSTA, Manuel. Arte Religioso del Alto Aragón Oriental: Arquitectura Románica. Siglos X-XI, XII y XIII. 2ª ed. revisada y aumentada. Zaragoza: Prames, 2003.
  • LÓPEZ APARICIO, María Teresa. Museo Diocesano Barbastro-Monzón: Catálogo. Barbastro: Museo Diocesano de Barbastro-Monzón, 2013.

Síntesis histórica


Siglo XI. Construcción. Según documenta el acta de consagración de la ermita, que se conserva en el Museo Diocesano de Barbastro, fue consagrada en 1019, con la presencia del obispo Borrell de Roda de Isábena y la condesa toda de Ribagorza. En aquel momento, Tella pertenecía a este condado, cuyos límites septentrionales llegaban hasta el valle del Cinca. Poco después, en 1025, el condado de Ribagorza cayó en poder de Sancho el Mayor de Navarra.

Siglos XIII-XV. Las cubiertas originales son sustituidas por las conservadas actualmente.

Siglo XX. 1976-1977. Restauración (desescombro, apertura del acceso actual). Se utilizaron piedras de la iglesia desafectada de Morillo de Tou. Saneamiento del tejado. Limpieza del interior. Nuevo altar que sustituyó al que estaba adosado al hemiciclo y que conservaba un hueco para contener la lipsanoteca.

 

Datación e historia del bien


 CONSTRUCCIÓN
Edad Media-S. XI-1019
PRERROMÁNICO

Tradiciones


  • Según documenta su acta de consagración, que se conserva en el Museo Diocesano de Barbastro, fue consagrada en 1019, con la presencia del obispo Borrell de Roda de Isábena y la condesa toda de Ribagorza. En aquel momento, Tella pertenecía a este condado, cuyos límites septentrionales llegaban hasta el valle del cinca. Poco después, en 1025, el condado de Ribagorza cayó en poder de Sancho el Mayor de Navarra.
     
    La gran masa rocosa que se eleva a los pies de la ermita es popularmente conocida como el Puntón de las Brujas. Tradicionalmente el enclave de la ermita ha sido considerado como lugar de reunión de brujas. Sin embargo, en Tella, a diferencia de otros lugares próximos, no existe ningún proceso por brujería documentado históricamente, y tampoco se han recogido leyendas o creencias concretas vinculadas de una forma u otra con reuniones de brujas este lugar.
    El investigador Ángel Gari sí relata una historia interesante vinculada con el Puntón de las Brujas. Se dice que en el interior de la roca vivían doce brujas. Cuando las brujas salían al exterior, siempre debía quedarse una en el interior de la roca, ya que de lo contrario esta se precitaría al vacío.
     
  • Los habitantes de Tella acuden de romería a esta ermita el 26 de junio o el sábado más cercano.

Contacte con SIPCA


Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Para cualquier consulta o comunicación de incidencias puede ponerse en contacto con el equipo técnico del SIPCA enviando un correo electrónico a cipca@iea.es. También puede contactar a través del siguiente teléfono: 974 294 120
Si lo prefiere, déjenos un mensaje y nos pondremos en contacto con usted.
Acepto la política de privacidad