Gobierno de Aragón Diputación Provincial de Huesca Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Castillo de Sen

Castillo de la Peña de San Miguel (SECUNDARIA)

Huesca -  Hoya de Huesca / Plana de Uesca -  Nueno -  Santa Eulalia de la Peña  - Salto de Roldán

Bien de Interés Cultural  - Monumento

 Conjunto arquitectónico
  Castillo de Sen    Esquina  Ermita de San Miguel
 Áreas de información


 Ubicación:
La aproximación al castillo debe hacerse desde Sabayés, tomando en coche la pista asfaltada que conduce al pantano de Belsué hasta una zona de aparcamiento al pie del Salto de Roldán. Después, un camino señalizado conduce, en unos 15 minutos a pie, hasta la base de la peña donde se encuentra el castillo. El ascenso a su cumbre debe realizarse mediante clavijas de hierro y escaleras fijadas a la pared de roca.


 Descargar localización
google tomtom

garmin navman

navigon via michelín

mio JML
  • Interior de la iglesia y torre principal. 1979
  • Torre principal. Planta
  • Iglesia. Planta

Descripción


Se trata de un conjunto fortificado elevado sobre la cima amesetada de una escarpada monte de paredes verticales y difícil acceso, con gran control visual sobre los pasos hacia la Hoya de Huesca desde el valle de Belsué y sobre el llano situado al sur.

El conjunto se dispone en dos niveles. En el inferior, al norte, en lo que sería el acceso al castillo, se alzan los restos de una torre y dos aljibes bajo un resalte de roca; en la parte más alta se localizan los restos de una segunda torre, una pequeña iglesia y restos de viviendas. Asimismo, al pie de la peña, en zona próxima al aparcamiento, se localiza un segundo despoblado medieval, con restos de viviendas y una iglesia románica, conocida como ermita de San Miguel.

La torre de la zona inferior era de planta cuadrada, y se conservan 25 hiladas de sillares (unos 5 metros de altura), dispuestos a soga y esporádicamente a tizón, configurando un muro muy estrecho (alrededor de 64 cm).

En sus proximidades hay dos grandes aljibes, excavados bajo un resalte de piedra de la plataforma superior, cercados con muro de piedra y protegidos por el mencionado resalte. Son de planta rectangular, grandes dimensiones (20 m de longitud por aproximadamente 3 de anchura, y 1,10 m de profundidad, y presentan el interior revocado por mortero de cal para impermeabilizar la obra.

La plataforma superior tiene unos 100 m de longitud. En ella destacan los restos de una torre que, según se ha interpretado (Castán, 2007), pudo no terminar de construirse. Es de planta rectangular, precedida por una zarpa o escarpe escalonado del que arrancan los lienzos verticales de la fortificación. Estos están realizados en sillería, dispuesta a tizón combinado con otras hiladas aparejadas a soga y cerrando a veces los huecos entre ambas mediante finas hiladas de piezas dispuestas de canto. En el interior, en la planta baja se dispondría el aljibe, que conserva los arranques de una bóveda de cañón corrido; el aljibe recibiría el agua de las cubiertas a través de una conducción intramural que todavía se conserva parcialmente.

Según Castán, las obras se interrumpieron al llegar a la altura del cerramiento del aljibe, aunque se ejecutaron otros dos elementos: el hueco de la puerta y la comunicación del aljibe con el piso superior. Esta se realizaba mediante escalera intramural, que desembocaba en la zona de la cisterna a través de una puerta en arco de medio punto y se cubría con bóveda de mampostería. Uno de los paramentos de la torre muestra un gran hueco, que ha sido interpretado como una rotura practicada en la obra para poder acceder al interior una vez paralizada la construcción del castillo.

La iglesia se sitúa a unos 30 metros en dirección oeste de esta torre. Es de pequeñas dimensiones, con sillería de buena talla pero aparejada con mayor descuido que en la torre.

Consta de nave rectangular y cabecera semicircular, peraltada por un leve acercamiento de los arranques del arco triunfal. La puerta de ingreso se sitúa en el lado sur, muy próxima a los pies del edificio. En el ábside, centrado, se abre un segundo vano: una ventana aspillerada y derramada al interior.



Protección. Historial administrativo


 Declaración Resolución: 17/04/2006 Publicación: 22/05/2006
Consultar BOA

Bibliografía


  • CABAÑERO SUBIZA, Bernabé; Cantos Carnicer, Álvaro. Giménez Ferreruela, Héctor. Fortificaciones musulmanas de Aragón. En Jornadas de Castellología Aragonesa (2as, Calatorao, 2004): Fortificaciones del siglo IX al XX. Asociación para la Recuperación de los Castillos de Aragón, 2006.p. 17-92.
  • CASTÁN SARASA, Adolfo. Inventario de castillos oscenses. Inventario inédito, Instituto de Estudios Altoaragoneses, 1997.
  • CASTÁN SARASA, Adolfo. Torres y castillos del Alto Aragón. Huesca: Publicaciones y Ediciones del Alto Aragón, 2004.
  • CASTÁN, Adolfo. Salto de Roldán, un castillo inacabado. Castillos de Aragón. Junio de 2007 , nº 14, p. 38-43.
  • CASTÁN, Adolfo. Salto de Roldán: el castillo inacabado de Sancho Ramírez. Diario del Alto Aragón. Suplemento Alto Aragón. 10/08/2007 p. 8-9.
  • ESTEBAN LORENTE, Juan Francisco et al. El nacimiento del arte románico en Aragón: Arquitectura. Zaragoza: Caja de Ahorros de la Inmaculada, 1982.
  • GRACIA SENDRA, Dolores; Barcelona, David. Inventario de Castillos de Aragón. Inventario inédito, Gobierno de Aragón. Departamento de Educación, Cultura y Deporte, 2001.
  • GUITART APARICIO, Cristóbal. Castillos de Aragón. Zaragoza: Librería General, 1977.
  • Inventario de Patrimonio Arquitectónico: Provincias de Huesca, Teruel y Zaragoza. Inventario inédito, Ministerio de Cultura, 1979.
  • NAVAL MAS, Antonio; Naval Mas, Joaquín. Inventario artístico de Huesca y su provincia: Partido judicial de Huesca. Madrid: Ministerio de Cultura, 1981.
  • SÉNAC, Philippe; Esco Sampériz, Carlos. Une forteresse de la Marche Supérieure d'al Andalus. Le hisn de Sen et Men. Annales du Midi. 1988 , nº 100, p. 17-33.

Síntesis histórica


El enclave fortificado de Sen es citado por diversos autores musulmanes (al-Razi, Ibn Hayyan y al-Udri) en los siglos X y XI como una fortaleza fronteriza (hisn) frente a lugares de poblamiento cristiano situados al norte, como Bentué, Lusera, Nocito y Used.

Existen noticias de su ocupación temporal por Sancho Garcés de Navarra en 940-941, en el curso de una incursión que le valió también el dominio de la fortaleza musulmana de Labata, pero rápidamente volvió a manos musulmanas.

Se carecen de otras noticias escritas sobre el asentamiento, debiendo acudirse a los restos arquitectónicos para reconstruir su historia posterior.

En principio, todo parece indicar que la fortaleza musulmana estaría realizada fundamentalmente a base de estructuras de madera, como otros husun de la región (Piracés, Gabarda), que no se han conservado, aunque Cabañero (Cabañero Subiza et al., 2006) relaciona la torre principal con modos constructivos musulmanes. Sin embargo, la mayor parte de los autores (Guitart, Esco y Sénac, Castán…) coinciden en considerar como cristianos la totalidad de los vestigios arquitectónicos que se conservan actualmente sobre la cima de la peña, a excepción quizá de los aljibes (Esco y Sénac, 1988). Serían construidos, según ellos, a raíz del avance cristiano en la zona, a finales del siglo XI, quizá entre 1086 y 1096, año en que se conquista Huesca y la fortificación perdería su funcionalidad. Debió de ser abandonada al poco tiempo, ya que no existen testimonios ni vestigios de la prolongación de su uso.

Datación e historia del bien


 CONSTRUCCIÓN
Desde Edad Media-S. X hasta Edad Media-S. XI

Las fuentes escritas musulmanas documentan la existencia de una fortaleza fronteriza en la peña de San Miguel o de Sen. No parecen conservarse vestigios, a excepción de diversas entalladuras en la roca y quizá un aljibe, debido a que la estructura construida sería fundamentalmente de madera.

En 940 fue conquistada por Sancho Garcés de Navarra, pero el año siguiente fue tomada de nuevo por los musulmanes.

 AMPLIACIÓN
Desde Edad Media-S. XI-1086 hasta Edad Media-S. XI-1096
A finales del siglo XI la zona pasa a manos cristianas, y la peña de Sen debió de fortificarse de nuevo, con la construcción de la mayor parte de las estructuras arquitectónicas que se conservan actualmente, de cara al descenso al llano y la conquista de Huesca. Tras la toma de la ciudad en 1096 y la consolidación del dominio cristiano en el territorio, esta fortaleza perdería su utilidad, siendo abandonada probablemente al poco tiempo-
 RESTAURACIÓN
Edad Contemporánea-S. XXI-2009
Se lleva a cabo la restauración de los restos del castillo, patrocinada por la comarca.

Contacte con SIPCA


Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Para cualquier consulta o comunicación de incidencias puede ponerse en contacto con el equipo técnico del SIPCA enviando un correo electrónico a cipca@iea.es. También puede contactar a través del siguiente teléfono: 974 294 120
Si lo prefiere, déjenos un mensaje y nos pondremos en contacto con usted.
Acepto la política de privacidad