Gobierno de Aragón Diputación Provincial de Huesca Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Santuario de Nuestra Señora de El Pueyo

Monasterio de Nuestra Señora de El Pueyo (SECUNDARIA)

Huesca -  Somontano de Barbastro -  Barbastro -  Barbastro  - Pueyo de Barbastro


 Áreas de información


 Ubicación:
Se encuentra a 5 km de Barbastro, en dirección a Huesca, con desvío por carretera señalizado.


 Compartir

Descripción


Imagen_Cipca_1-INM-HUE-007-048-006 El conjunto se sitúa en la parte superior de un cerro con una gran visibilidad sobre el entorno. En las faldas del cerro se conservan varias construcciones relacionadas con el monasterio, entre las que pueden destacarse dos colmenares explotados por los monjes.


Bibliografía


  • ALBERT ARTERO, Enrique. El Santuario de El Pueyo de Barbastro. Síntesis histórica. Anales. Anuario del Centro de la UNED. 2004 , nº 17, p. 29-53.
  • CABEZUDO ASTRAÍN, José. Las alhajas del santuario de Nuestra Señora del Pueyo, de Barbastro, en el siglo XV. Argensola. 1961 , nº 45-46, p. 131-139.
  • CALVO RUATA, José Ignacio. Aproximación al pintor dieciochesco Diego Gutiérrez. Artigrama [En línea]. 2006 , nº 21, p. 486-524. [Consulta: 7 de febrero de 2018]. <https://www.unizar.es/artigrama/pdf/21/3varia/08.pdf>.
  • CASTILLÓN CORTADA, Francisco. Presencia benedictina en el valle del Cinca (Huesca). Hispania Sacra. 1974 , nº 53-54, p. 115-150.
  • FACI, Roque Alberto. Aragón, reyno de Christo y dote de María Santíssima. Zaragoza: Diputación General de Aragón, 1979.
  • HUGUET, Ángel. Acometen obras de urgencia en el "muro del peregrino". Diario del AltoAragón. 08/05/2016 p. 13.
  • HUGUET, Ángel. El Pueyo repone la Cruz de Piedra de acceso al Santuario. Diario del Altoaragón. 27/04/2011 p. 13.
  • Mucho público y lluvia en las romerías del Lunes de Pascua. Diario del Alto Aragón. 10/04/2007 , nº 2-3,
  • PEÑART, Damián. La devoción a la Virgen María en el Altoaragón. Huesca: [s.n.], 1998.

Síntesis histórica


En el lugar donde se alza hoy el monasterio existió desde la Edad Media un santuario de gran veneración en Barbastro y la comarca del Somontano. Su transformación en monasterio, con la consiguiente renovación y ampliación arquitectónica, es un fenómeno muy reciente, que data del siglo XIX.

Las primeras noticias sobre el lugar de El Pueyo datan del año 1100. Sirvió como punto avanzado para la conquista de Barbastro por Pedro I. Al año siguiente tendría lugar, según la tradición, la aparición de la Virgen al pastor Balandrán. Este narró la aparición a los vecinos de Barbastro, que acudieron en procesión al cerro, donde encontraron, sobre el almendro referido por Balandrán, una imagen de la Virgen. Poco después se construyó en el lugar una ermita para albergarla.

En 1251 Jaime I funda en El Pueyo una capellanía, con una rica dotación económica, a la que siguieron nuevos legados que lo convirtieron en el santuario más importante de la comarca. Era propiedad del concejo de la ciudad de Barbastro, que se encargaba de su administración.

A mediados del siglo XVII está documentada la ampliación de la iglesia primitiva, así como su dotación con objetos votivos. En ese momento el santuario posee un importante patrimonio, integrado por numerosas fincas, que se irá incrementando posteriormente mediante donaciones, compras y permutas. Todas las propiedades reunidas por el santuario fueron puestas a la venta con motivo de la Desamortización de Mendizábal.

Tras un período de crisis, a finales del siglo XIX el santuario fue entregado a la orden benedictina, que en 1889 creó un priorato en el que se establecieron monjes de los monasterios de Treviño en Adahuesca y de Monserrat. Poco antes habían empezado a construirse nuevos edificios (los que hoy en día albergan la biblioteca), que fueron proyectados por el arquitecto barbastrense Justo Formigales y Lucas.

Durante el período en que el santuario fue regido por los benedictinos se construyeron la mayor parte de los edificios que se constituyen el conjunto en la actualidad: hacia 1900, bajo el priorato de mauro Planas, se construyeron la plaza norte y la cisterna, así como la plaza meridional y el edificio de la hospedería.

En 1926 se concluye la actual escalera, fachada y portada de la iglesia. En su interior se derriba el antiguo coro alto. Asimismo, entre 1927 y 1929, sobre planos del benedictino Celestino Gussi, se levantó la nueva ala de los edificios monásticos, en estilo neorrománico, combinando piedra y ladrillo: refectorio, cocina, despensas, sala de visitas, salas de lectura y torreón.

En 1927 se terminó el colmenar. En 1929, la escalera interna y las arcadas de acceso al claustro. En 1930 se cubrió el pajar, destruido por un incendio, y se edificaron tres grandes lagares para el aceite. En 1931 se estaban levantando una serie de arcadas destinadas a sustentar el jardín-clausura para la comunidad. En la iglesia se reformó el camarín, se restauraron los altares de San José y de Santa Escolástica. Además se amplió considerablemente la biblioteca.

El santuario sufrió importantes daños durante la Guerra Civil. Los benedictinos devolvieron El Pueyo en 1962 al obispado de Barbastro. A partir del mismo año, el obispado entrega la gestión del conjunto a la orden claretiana. En 1963 se realizaron obras de acondicionamiento general del conjunto.

Datación e historia del bien


 CONSTRUCCIÓN
Edad Media-S. XII-Principios
Según la tradición, poco después de la conquista de Barbastro (1100), tuvo lugar la aparición milagrosa que dio origen al santuario. Poco después de esta, los vecinos de Barbastro construyeron una ermita para albergar la imagen encontrada.
 AMPLIACIÓN
Edad Moderna-S. XVII-Mediados

A mediados de siglo, está documentada la ampliación de la iglesia por la zona del presbiterio, así como su dotación con diversos objetos votivos.

En el período transcurrido desde su fundación, el santuario había adquirido un importante patrimonio y se había convertido en el centro devocional más importante de la comarca. 

 CAMBIO DE PROPIEDAD
Edad Contemporánea-S. XIX-1889
Tras un período de crisis originado por la Desamortización de Mendizábal, que puso a la venta el patrimonio del santuario, este es cedido a la orden benedictina, que lo convierte en un priorato dependiente de la abadía de Monserrat. Cuando los nuevos monjes se instalan se encontraban en construcción algunos edificios, entre ellos el que que alberga actualmente la bilbioteca. Formigales y Lucas, Justo (Arquitecto)
 AMPLIACIÓN
Desde Edad Contemporánea-S. XIX-1900 hasta Edad Contemporánea-S. XX-1931
HISTORICISMO
Tras la instalación de los benedictinos, se van construyendo en estas décadas la mayor parte de los edificios que componen el actual conjunto monástico. En este mismo proceso, son reformadas antiguas construcciones como la iglesia. Gussi, Celestino (Arquitecto)
 OBRA DE ACONDICIONAMIENTO
Edad Contemporánea-S. XX-1963
Tras la cesión del monasterio a la orden claretiana se realizan obras de acondicionamiento general del conjunto.
 RESTAURACIÓN
Desde Edad Contemporánea-S. XXI-2011 hasta Edad Contemporánea-S. XXI-15/04/2011
Se llevan a cabo diversas obras de reparación y consolidación, destinadas a solucionar los problemas más urgentes del edificio: actuaciones para eliminar las filtraciones de humedad, reparación del tejado de la zona de la iglesia y mejoras en la habitación de los peregrinos.
 RESTAURACIÓN
Desde Edad Contemporánea-S. XXI-2016 hasta Edad Contemporánea-S. XXI-30/04/2016

Se consolida el denominado "muro del peregrino", situado en el acceso al santuario, que se encontraba en peligro de derrumbe debido a los daños producidos por fenómenos naturales.

Tradiciones


  • Se realiza romería el lunes de pascua, a la que acuden vecinos de Barbastro y Berbegal.

    Los actos comienzan con el "encuentro de cruces", realizado en la explanada situada al pie del monasterio. A continuación se celebra una eucaristía, se reparten panecillos bendecidos y los fieles visitan la imagen de la Virgen en el camarín.

    Esta práctica está documentada desde 1580. La romería propiamente dicha está documentada desde tiempos anteriores. En acta del concejo de Barbastro de 1486 se pena con cinco sueldos a los vecinos que no asistan y se prohibe trabajar ese día hasta la finalización de la romería.

    A lo largo de los meses de abril y mayo otras localidades del Somontano (Fornillos, Permisán, Castillazuelo, etc.) van en romería a este santuario.

  • Según la tradición, recogida por el padre Faci, en el lugar donde se alza el santuario tuvo lugar la aparición de la Virgen, sobre un almendro, al pastor Balandrán. A partir de este momento se vieron allí señales luminosas, ante las cuales los vecinos de Barbastro acudieron en procesión y decidieron construir un santuario.

    El almendro en el que tuvo lugar la aparición se conservó en un huerto junto al santuario. Según Lanuza, sus frutos eran recogidos únicamente por el obispo de Barbastro, el prior del santuario y algunas familias de la ciudad. En la primera mitad del siglo XVIII el padre Faci indica que "el árbol estaba ya seco y el tronco cerrado, permitiéndose solamente venerarlo".

Contacte con SIPCA


Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Para cualquier consulta o comunicación de incidencias puede ponerse en contacto con el equipo técnico del SIPCA enviando un correo electrónico a cipca@iea.es. También puede contactar a través del siguiente teléfono: 974 294 120
Si lo prefiere, déjenos un mensaje y nos pondremos en contacto con usted.
Acepto la política de privacidad