Gobierno de Aragón Diputación Provincial de Huesca Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Torre de los Urrea

Zaragoza -  Aranda -  Sestrica -  Sestrica

Bien de Interés Cultural  - Monumento

 Áreas de información


 Compartir

Descripción


1-INM-ZAR-014-243-003_01

La población de Sestrica se agrupa al pie de la Sierra de la Virgen, en la margen izquierda del río Jalón.

El comprimido casco histórico se concentra en torno a la torre del antiguo castillo, conformando una estructura urbanística radiocéntrica de ladera, con dos elementos que sobresalen del resto del caserío, la torre mencionada con origen en el siglo XIV, según data Cristóbal Guitart, y la iglesia de San Miguel concluida a finales del siglo XVII y de estilo barroco.

La esbelta torre de los Urrea destaca en altura y volumetría del resto del caserío, siendo la única pervivencia del antiguo castillo de los Urrea que hubo en la localidad.    

La torre es de obra de tosca mampostería y presenta planta rectangular, de alrededor de trece metros por ocho metros aunque tiene la particularidad de que las aristas de su flanco sur  tienen forma redondeada, y en cada esquina conserva los restos de las ménsulas de las cuatro buhardas que tenía, de las cuales queda su impronta, dado lo erosionadas que se encuentran por su exposición a los avatares climáticos.

La torre, según algunos autores pudo tener remate almenado, aunque en la actualidad se ha perdido completamente, encontrándose hueca en su interior. La puerta de acceso al monumento se realizaba en altura, en una de las caras mayores, y es de arco rebajado en obra de vistoso ladrillo, sobre este ingreso se abre una ventana en arco de medio punto también guarnecida por ladrillo macizo.

A los pies de la torre se observan los cimientos de piedra areniscas que sirvieron posteriormente para sustentar las viviendas construidas en torno a este monumento, asomándose la roca a la calle denominada Castillo, que lleva hacia la torre y a la calle Peñas, con espolones de piedra saliendo a la calzada y que designa una de las vías más pintorescas de la población salvando su pronunciada pendiente de acceso a la calle Castillo y al propio monumento con escalones y rellanos muy amplios. 

La torre puede verse desde casi cualquier punto de la población, pero su localización no resulta sencilla, a pesar que existe una calle que lleva por nombre "El Castillo". Para apreciar la fachada principal, donde se encuentra la puerta, se debe entrar en un huerto vallado, propiedad  de la casa adjunta al monumento.

 



Protección. Historial administrativo


 Declaración Resolución: 17/04/2006 Publicación: 22/05/2006
Consultar BOA
Número de expediente:  8/2007

Bibliografía


  • CABAÑAS BOYANO, Aurelio. Aragón, una tierra de castillos. Zaragoza: Prensa Diaria Aragonesa, S. A., 1999.
  • GRACIA SENDRA, Dolores; Barcelona, David. Inventario de Castillos de Aragón. Inventario inédito, Gobierno de Aragón. Departamento de Educación, Cultura y Deporte, 2001.
  • GUITART APARICIO, Cristóbal. Castillos de Aragón. Zaragoza: Librería General, 1977.
  • UBIETO ARTETA, Antonio. Historia de Aragón: Los pueblos y los despoblados I. Zaragoza: Anubar, 1984.
  • ZAPATER, Alfonso. Aragón, pueblo a pueblo. Zaragoza: Aguaviva, 1986.

Síntesis histórica


La primera mención del núcleo de Sestrica es un documento atribuido al rey García Sánchez I que data de febrero del año 944. Se trata de una confirmación de donación realizada por el obispo Galindo de una parte de la décimas de todos los frutos que se recogían en varias poblaciones cristianas de su dominio al monasterio de Leyre, y entre estas poblaciones se nombra Sestrica. Posteriormente, en octubre de 1355, Pedro IV de Aragón dio el lugar de Sestrica a Cosntanza Gil de Bidaure y en 1369 este mismo rey daba la jurisdicción sobre Sestrica al arzobispo de Zaragoza. A finales de este mismo siglo, en 1382 el lugar pasó a poder de los Fernández de Luna, dueños y señores de la zona, dado que Lope Fernández de Luna dispuso Sestrica en su testamento. Unas décadas más tarde, en marzo de 1410 ya estaba en manos de Pedro Jiménez de Urrea, apellido del cual toma nombre la torre. En 1460 era de Miguel Jiménez de Urrea.

Datación e historia del bien


 CONSTRUCCIÓN
Edad Media-S. XIV

Contacte con SIPCA


Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Para cualquier consulta o comunicación de incidencias puede ponerse en contacto con el equipo técnico del SIPCA enviando un correo electrónico a cipca@iea.es. También puede contactar a través del siguiente teléfono: 974 294 120
Si lo prefiere, déjenos un mensaje y nos pondremos en contacto con usted.
Acepto la política de privacidad