Gobierno de Aragón Diputación Provincial de Huesca Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Estación Internacional

Estación Ferroviaria Internacional de los Arañones (SECUNDARIA)

Huesca -  La Jacetania -  Canfranc -  Canfranc-Estación

Bien de Interés Cultural  - Monumento

 Áreas de información


 Compartir

Descripción


El complejo de la Estación Internacional se alza en el estrecho valle de Los Arañones, situado al norte del pueblo de Canfranc, en el cual se construyó una explanada artificial para albergar la estación. Se trata de una zona que, aunque enclavada en territorio español, forma parte de un "tramo internacional" cogestionado por ambos países, que se extendía desde Los Arañones hasta la estación francesa de les Forges d’Abel.

La construcción de la explanada, que se realizó fundamentalmente mediante materiales extraídos durante la construcción del túnel, fue acompañada de otras obras como el encauzamiento de barrancos, la construcción de atarjeas, el desvío del cauce del río, aterrazamientos de las laderas y reforestación.

El edificio principal de la estación, proyectado de forma longitudinal, es una fábrica de ladrillo y piedra a base de muros de carga y forjados metálicos. El conjunto está formado por siete piezas totalmente independientes, que se disponen a partir del edificio central de viajeros, que marca el eje del conjunto mediante su cúpula. En cada uno de los bloques se disponen los distintos servicios: hall central, aduanas, servicios del ferrocarril, oficinas hotel y restaurante, viviendas, etc. Todo ello se sitúa encima de una plataforma, que configura los andenes, rodeada por una marquesina de protección. La conexión entre los distintos bloques que componen el edificio se realiza a través de estos andenes.

Arquitectónicamente, destaca la fachada principal, orientada al oeste, compuesta de manera simétrica, con un torreón central y dos en los extremos. La planta baja presenta un paramento a modo de almohadillado. La primera se ordena con grandes ventanas flanqueadas por pequeñas columnas y rematadas con dinteles. La planta segunda, bajo la cubierta amansardada de pizarra, con pequeñas ventanas, está rematada con elementos decorativos clasicistas de influencia francesa: molduras y pilastras rematadas con pirámides truncadas, sobre una cornisa decorada con triglifos y metopas. Toda la fachada está realizada con muros de hormigón, vertido en encofrados de madera, sobre el que se adosaron todos los elementos decorativos.

Un largo andén se sitúa ante esta fachada a modo de pórtico, con columnas de fundición que sostienen la marquesina metálica.

En la fachada destaca la puerta central, que da acceso al vestíbulo principal, iluminado con grandes vidrieras laterales y, originalmente, con un lucernario cenital. Situado bajo la cúpula central, el vestíbulo está decorada con pilastras adosadas, capiteles y molduras de escayola. También es de interés el restaurante del hotel Internacional, con parecida decoración clasicista de pilastras adosadas, ménsulas, capiteles y una acertada escalera para el acceso a las habitaciones iluminada por una claraboya central.



Una gran parte de los edificios de viajeros de la época, construidos por la compañía de ferrocarriles del norte, financiada mayoritariamente con capital francés, utiliza un similar lenguaje arquitectónico: el denominado “estilo francés”, relacionado con la estética Beaux Arts, que se basaba en un eclecticismo clasicista. A este modelo tipológico responden los proyectos de las estaciones de Irún (1881), Valladolid (1890) y Burgos (1901). Todas ellas son obra del ingeniero francés Grasset, que colaborará con Ramírez de Dampierre en el primer proyecto de la estación de Canfranc. Esta, sin embargo, destaca entre las mencionadas por sus dimensiones, que la convirtieron en la mayor estación de este tipo realizada en España.

Protección. Historial administrativo


 Declaración Resolución: 06/03/2002 Publicación: 22/03/2002
Consultar BOA

 Delimitación entorno Publicación: 22/03/2002
Consultar BOA

Síntesis histórica


Se comenzó a trabajar en el proyecto de la estación a principios del siglo XX, por parte de una comisión mixta francoespañola. El 10 de diciembre de 1910 se firmó un convenio entre ambos países en el que se detallaba el emplazamiento de la estación y la distribución de vías y servicios.

Fernando Ramírez de Dampierre redactó el proyecto de la estación, que fue aprobado en 1915, y poco después se inicia la primera fase de las obras, consistente en la explanación del terreno. El proyecto definitivo, redactado también por Dampierre, fue aprobado en 1918.

Este proyecto amplió el perímetro inicialmente previsto. Asimismo, incluyó un puente giratorio para las locomotoras francesas y un depósito semicircular para las locomotoras españolas, así como los talleres anejos para la reparación y mantenimiento. Se concreta la ubicación y dimensiones del edificio principal y los edificios auxiliares, así como el número y posición definitiva del haz de vías.

La construcción del edificio, conforme al proyecto presentado por Ramírez de Dampierre, se inicia por Real Orden de 7 de agosto de 1920. En 1922 el contratista presenta un proyecto de modificaciones, suscrito por el ingeniero gerente de la sociedad, Luis Beraza. Las modificaciones esenciales consistían en sustituir la fábrica de ladrillo y mampostería por muros de hormigón armado. En 1924 fue aprobada una reforma del proyecto, redactado por el ingeniero Ramón martínez de Velasco, encargado del control de la obra tras el fallecimiento de Dampierre.

La inauguración de la estación tuvo lugar el día 18 de julio de 1928, ante el rey Alfonso XIII y el presidente francés Gaston Doumerge.

En el verano de 2006 se inician obras de remodelación total del edificio principal, según proyecto del arquitecto Manuel Pérez Latorre, para la conversión del conjunto ferroviario en un complejo hotelero. La restauración se fue realizando en varias fases hasta mediados de 2009, en que las obras se paralizan. En junio de 2010 se desestima de forma definitiva el proyecto de construcción del hotel y se anuncia que las obras continuarán paralizadas durante cierto tiempo.

Memoria oral


El paso del rey por Caldearenas para la inauguración de Canfranc  
Informante: Martínez Ferrer, Antonio. Aquilué
Alfonso XIII y Primo de Rivera al paso por Sabiñánigo hacia la inauguración del túnel de Canfranc  
Informante: Biescas Piedrafita, Claudio. Sabiñánigo

Contacte con SIPCA


Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Para cualquier consulta o comunicación de incidencias puede ponerse en contacto con el equipo técnico del SIPCA enviando un correo electrónico a cipca@iea.es. También puede contactar a través del siguiente teléfono: 974 294 120
Si lo prefiere, déjenos un mensaje y nos pondremos en contacto con usted.
Acepto la política de privacidad