Gobierno de Aragón Diputación Provincial de Huesca Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Noticias




Destacado


Imagen del bien destacado
Castillo - CIMBALLA (ZARAGOZA)

De situación fronteriza con Castilla, formaba parte de la comunidad de aldeas de Calatayud, sesma del Río Ibdes. En 1367 Pedro IV ordenó que se repararan sus muros y en 1373, una vez terminada la guerra con Castilla, se comisionó al baile de Aragón, Domingo López Sarnés, para que visitara personalmente las reparaciones que se habían hecho en sus defensas. Sobre la colina inmediata al caserío se alzan los imponentes restos de este castillo. Se componen de un paredón de mampostería que se asienta sobre una roca, con grandes sillares formando su base. Este muro debió pertenecer a la torre mayor; a sus lados, se adosan los arranques de las paredes contiguas, que apenas llegan a los 2 metros. Esta estructurada en tres plantas, la primera apoyada sobre un rebaje de la pared y las otras sobre troncos, de los que aún quedan restos empotrados en la pared. Conserva parte de su remate almenado y dos hileras de estrechos ventanales, enmarcados por sillares y con gran abocinamiento interior. Se construyó en el siglo XV y debió ser grandiosa a juzgar por las dimensiones de su planta, unos 12 metros de lado por 15 de altura. Estaba protegida por un recinto ovalado que se extendía sobre la falda del monte, del que quedan algunos restos con obra de piedra sin mampuesto. En el lado que da al monte poseía para su defensa un foso excavado en la roca. En su interior, cerca de la torre, se aprecia una depresión del terreno en el lugar donde se encontraba el aljibe.

Tema de la semana


LUCES Y SOMBRAS DE UN ARQUITECTO
LUCES Y SOMBRAS DE UN ARQUITECTO

En las décadas finales del siglo XVIII los más poderosos nobles aragoneses, como el duque de Híjar o el conde de Aranda, ricos comerciantes, cabildos y concejos se disputan los servicios del célebre arquitecto zaragozano Agustín Sanz. Para ellos realizó innovadores templos y suntuosos palacios, pero también modestas obras utilitarias: molinos y almazaras, azudes y hornos. Su vertiginosa carrera de éxitos se truncó sin embargo en sus últimos años, marcados por los cambios del gusto de la época y una laboriosa adaptación a los nuevos tiempos.






Biblioteca digital




Participantes





Suscríbase a noticias del SIPCA


Introduzca su dirección de correo electrónico si desea suscribirse a nuestra lista de noticias relacionadas con el SIPCA:
Acepto la política de privacidad

Contacte con SIPCA


Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés

Para cualquier consulta o comunicación de incidencias puede ponerse en contacto con el equipo técnico del SIPCA enviando un correo electrónico a cipca@iea.es. También puede contactar a través del siguiente teléfono: 974 294 120
Si lo prefiere, déjenos un mensaje y nos pondremos en contacto con usted.

Acepto la política de privacidad